Diseño con tipografías, un asunto de problemas y soluciones

Con el ánimo de familiarizar a los lectores con la elección de tipografías, a continuación sugiero algunas nociones sobre manejo de letras manuales y automatizadas. Invito a pensar al diseño gráfico y sus diseñadores como una entidad viva que sin letras estaría muerta. Letras que trabajan como un sistema de elementos y no como un sistema de reglas. Elementos formados por Construcciones Sociales denominadas signos lingüísticos alfabéticos y no alfabéticos que, en ocasiones continúan funcionando así parezcan deteriorados.

Las fuentes tipográficas son software para jerarquizar información en distintos niveles de complejidad y restricciones. Fuentes para logos, frases, títulos, subtítulos, párrafos o texto. Su jerarquía radica en su utilidad dependiendo de su anatomía por estilo, ancho y calibre. Quienes las usan nunca son propietarios y aceptan cumplir con el contrato denominado Licencia para Usuario Final o EULA (siglas en Inglés: End User License Agreement). Para usarlas hay que licenciarlas pagando, a veces de forma gratuita. El formato actual y más usado es open type (otf). Antes existieron truetype, postcript, etc. Para castellano, inglés, francés, portugués y otros derivados del latín la fuente tiene casi 300 Glifos.

Las tipografías convencionales constan de coincidencias anatómicas, coordinadas por espaciado homogéneo. Su esencia es industrializar a la escritura a través de signos tipográficos equilibrados por áreas vacías internas y externas, áreas llenas o trazos verticales, horizontales, diagonales y curvas, sistematizadas bajo parámetros tales cómo: construcción, altura de ascendentes, descendentes y ancho de las letras según altura de equis, tipo y cantidad de contraste, trazos y terminaciones, calibre, aplicación, y tamaño deseado. En ese orden de ideas, al elegir tipos de letra decidimos a grandes rasgos: medidas y características del soporte, cantidad de papel, disposición de imágenes e ilustraciones en el área, figura y fondo, diagramación y niveles jerárquicos de lectura de contenidos por tablas, estilos, plantillas, márgenes, títulos, subtítulos, mancha de texto, pie y número de página.

Los resultados del diseño con letras por lo general son intangibles y a veces difíciles de verificar. Posiblemente por eso los diseños instintivos a veces funcionan igual o mejor que los hechos por especialistas. Quizá su médula reside en medio de discrepancias entre sus diseñadores y usuarios. Y por razones de competitividad comercial, a través de la historia los diseñadores gráficos y tipográficos argumentamos a fin de hacer ver nuestro trabajo como algo físico. Como si diseñáramos mercancías tangibles y verificables propias de ingeniería, arquitectura, diseño industrial, automovilístico, etc.

En una entrevista realizada para la revista internacional de diseño gráfico Eye Magazine. N°40, Vol 10, Diciembre 2001, Gerard Unger explica su filosofía de trabajo:

(…)Soy de la generación que veía al diseño gráfico como un asunto de problemas y soluciones, y yo soy aún un solucionador. De hecho, mi primera pregunta es “¿Cuál es tu problema?”. (…)Aquellos estudiantes que nunca supieron que el diseño gráfico era un asunto de problemas y soluciones, se encuentran al salir de su primera reunión con un cliente que todo se trata de solucionar problemas. (…)

A continuación analizaremos la familia Swift del DG y tipógrafo holandés Gerard Unger


El trabajo de William A. Dwiggins (1880-1956) fue de gran influencia para unger. Al parecer las resistentes y gruesas serifas triangulares de Swift se parecen a las largas alas del pájaro vencejo. Reconocido por volar en grupos formando líneas y arcos en el aire.

La primera Swift se diseñó entre 1984 y 1987, con el objetivo de servir como tipografía moderna útil en textos de periódicos impresos en prensas de alta velocidad con papel de escasa consistencia y duración. Swift fue una de las primeras tipografías digitales que llegaron con el diseño de periódicos en la era informática. Sustituyendo a tipografías como Century, Excelsior o Times. Hoy es un clásico contemporáneo, y se usa más en identidades corporativas y revistas en lugar de periódicos. En 1995, Unger rediseñó Swift ya que la versión antigua la digitalizó con el vetusto software de diseño IKARUS de Dr. Peter Karow 1970. La nueva familia Swift tiene posee 12 integrantes formato otf: Swift light, light italic / Swift regular, regular italic / Swift book, book italic/ Swift bold, bold italic / Swift extra bold, extra bold italic / Swift bold cond., bold cond. Italic. Además tiene docenas de nuevos Glifos por fuente para más idiomas de Europa central y oriental. Y también cada archivo tiene versalitas y números de caja baja.

Links relacionados:

http://es.wikipedia.org/wiki/Curso_de_ling%C3%BC%C3%ADstica_general
http://es.wikipedia.org/wiki/Ling%C3%BC%C3%ADstica
http://es.wikipedia.org/wiki/Signo_ling%C3%BC%C3%ADstico
http://es.wikipedia.org/wiki/Escritura_(ling%C3%BC%C3%ADstica)
http://es.wikipedia.org/wiki/OpenType
http://es.wikipedia.org/wiki/Glifo
http://es.wikipedia.org/wiki/Licencia_de_software
http://www.gerardunger.com/fontstore/store-swift.html
http://en.wikipedia.org/wiki/William_Addison_Dwiggins
http://en.wikipedia.org/wiki/Gerard_Unger
http://www.gerardunger.com/
http://www.linotype.com/611/gerardunger.html
http://www.linotype.com/es/6093/neueswift.html
http://es.wikipedia.org/wiki/Apus_apus


Sobre esta entrada